Cualquier gran dibujo o cuadro empieza siempre por los trazos de un humilde boceto. Y es precisamente en ese momento donde debemos usar elementos de calidad como los lápices de grafito Staedtler Lumograph 100. Creados en exclusiva usando maderas con certificación de procedencia de bosques con gestión sostenible, son Lápices para abocetar de una excelente calidad.

Convertidos en una de las marcas más usadas por profesionales tanto para dibujos técnicos como de índole artística, los Lumograph 100 son siempre una elección que nos garantiza la mejor relación calidad-precio del mercado, pudiendo ser usado también para actividades escolares. Su sistema de doble encoladura, la magnífica formula de su mina y la gran resistencia de su punta nos permiten generar un trazo preciso, continuo y firme. 

Gracias a Internet y a las nuevas tecnologías, vivimos en una época dorada donde cualquier persona tiene acceso a una amplia gama de cursos virtuales o presenciales de las más variadas artes plásticas. Si bien es cierto que en la mayoría de los casos cualquiera de nosotros se toma como un pasatiempo ese curso de pintura o dibujo, en estos momentos todos tenemos acceso a las mejores herramientas para profesionales.

Y aquí es donde entra en juego la gran diferencia que supone usar materiales de baja o alta calidad. Con esfuerzo y tesón, cualquiera puede llegar a ser un excelente artista.

Los mejores lápices de grafito para dibujo

Su alta calidad nos permite escribir, dibujar o generar bocetos sobre distintos tipos de papel como el vegetal, tipo folio o lienzos. Con multitud de graduaciones (2B, 2H, 3B, 3H, 4B, 4H, 5B, 5H, 6B, 6H, 7B, 8B, H, B, F, HB), estos lápices se adaptan a cada uso y necesidad. La gran pregunta es: ¿Qué lápiz debo usar para cada tipo de dibujo?

Una de las primeras diferencias se basa en la letra y el número del lápiz. Los elementos con terminaciones "B" son suaves, blandos y manejables, mientras que los "H" son más rígidos, duros e intensos. Los primeros son más usados por los pintores, dibujantes y artistas, mientras que los segundos sirven más para aplicar trazos lineales rígidos, siendo especialmente útiles para arquitectos, ingenieros y otros profesionales del dibujo técnico.

Lumograph 100 "5B"


Gracias a su gran control, dibujar con este lápiz, azul o negro, nos resultará muy cómodo. El uso de esta gradación consigue una intensa variedad en los valores del gris, por lo que conseguimos un increíble abanico tonal, desde un blanco prácticamente imperceptible hasta un casi "negro" intenso.

Muy recomendable para esbozos rápidos o dibujos ya terminados que se llenarán de expresividad y fuerza. Un pequeño truco que conseguirá ampliar tus posibilidades es sacar punta a tu lápiz con una cuchilla desmontable, permitiéndote así esculpir la punta a tu gusto o necesidad.

Sea para profesionales del sector, para artistas o jóvenes estudiantes, los Lápices de grafito Staedtler Lumograph 100 son, sin ningún genero de dudas, la mejor opción. Su alta durabilidad, su variabilidad en dureza y trazo o su elevada resistencia son elementos que lo convierten en un acierto seguro y, por ello, en altamente recomendable.